Potencialidades asociadas al paisaje de Los Pedroches.

Dehesa de Los Pedroches

La dehesa es un paisaje complejo, el más frecuente en Los Pedroches, pero no el único.

Los Pedroches, una comarca con más de 3.600 kilómetros cuadrados, cuenta con multitud de potencialidades asociadas a sus distintos paisajes. Desde Belalcázar a Cardeña, las formas en las que el hombre se ha relacionado con el entorno son muy distintas en función de la orografía, las características del suelo, los acontecimientos históricos, el régimen de la propiedad de la tierra, entre otras consideraciones. Comienza aquí una serie de paisajes en las que expondremos las características de cada paisaje y/o zona de la comarca con respecto a su relación con el hombre y a sus producciones asociadas.

En muchos casos, se plantea a la comarca de Los Pedroches como un espacio en el que la dehesa es el ecosistema más frecuente. Sin embargo, hay un elevado porcentaje de la comarca que presenta otro tipo de régimen de explotación, otro paisaje. Y es que en este territorio encontramos dehesas con distintas densidades de arbolado, pero también pseudoestepas, olivares, zonas de monte bajo y alto, pinares y bosques de ribera.

Todos estos espacios cuentan con un importante valor asociado a su flora y fauna y los recursos que proporcionan. Presentar en la estrategia de la comarca a Los Pedroches como un espacio diverso debe ser importante porque da idea de su dimensión como territorio.

Mujeres en el medio rural de Los Pedroches

Villanueva de Córdoba.

Mujeres en la Fiesta de la Matanza de Villanueva de Córdoba. La matanza es una de las tradiciones donde más se aprecia la diferenciación de género.

El proyecto El papel de las mujeres en la sostenibilidad del Sector Agrario en la comarca de Los Pedroches es una de las aportaciones a la necesidad de desarrollar un estrategia en la que la mujer tenga una mayor reconocimiento y cuotas de igualdad en la sociedad rural. Una de las ventajas de este programa reside en que es extrapolable como estrategia a otras zonas de Andalucía y de España. Las estructuras tradicionales que imperan en la vida de estos municipios suponen una complicada incorporación de la mujer a determinados sectores de la vida laboral y, además, se aprecia una clara sobrecarga de tareas pues al trabajo que pueda tener la mujer se suman en la mayoría de los casos. Entre laas apreciaciones captadas en el proceso destacan:

-Invisibilidad y escaso reconocimiento de su trabajo, especialmente en determinadas ocupaciones, como las relacionadas con las explotaciones agrarias. —Escasez en las alternativas laborales, que las establecidas tradicionalmente de su función principal de su rol de género, como son las de cuidado y atención a dependientes, salud, educación, cuidados personales, tareas domésticas, etc.
-Precariedad en el empleo.
-Sobreactividad  derivada de la asunción de las cargas familiares es decir, la correspondiente al trabajo productivo y reproductivo, ya que asumen la jornada realizando más del 80% de las actividades ligadas al ámbito doméstico y familiar: “conciliación” mal entendida.
-Escasa participación en los procesos de toma de decisiones.

Todas estas consideraciones han hecho tener cuenta una serie de objetivos a la hora de desarrollar una estrategia en la comarca para desarrollar acciones encaminadas a mejorar las condiciones de vida la mujer en el ámbito rural. Para seguir las consideraciones que ha tenido todo este proceso dentro de la estrategia de desarrollo de la comarca de Los Pedroches, pinche aquí.

Especialización inteligente. Claves.

Es fundamental para un territorio contar con una diversificación productiva pero también es importante contar con estrategias que definan en qué destaca ese territorio para poder establecer una clara punta de lanza a la hora de difundir, comunicar o plantear recursos y sinergias que giren en torno a unos determinados conceptos. Para ello hay que comenzar con un análisis y un diagnóstico de las estrategias especializadas en el territorio de Los Pedroches.

Pero ¿qué es la especialización inteligente? La especialización inteligente es un proceso para identificar en qué somos fuertes y generar alrededor de ello empleo, empresas, valor y actividad económica, algo de lo que se benefician todas las empresas.  Es por tanto una gran oportunidad para los grupos de desarrollo rural, pues ofrecen a la comarca avances en doble vía: la especialización inteligente y la diversificación productiva deben tener en sus dos vertientes ventajas para la ciudadanía en general y para las empresas.

Jamones ibéricos en una bodega. Un ejemplo de calidad y tradición.

En el caso de Los Pedroches, aparte de todas las actividades ligadas al territorio, se han elegido dos conceptos como mascarón de proa: el jamón ibérico de bellota y la dehesa. Sin duda, son dos elementos muy identificables y en torno a los que giran dos conceptos como la calidad, la sostenibilidad y el respeto al paisaje.

Consumo local: salud y ventajas.

Es fundamental para un territorio como Los Pedroches que sus propios habitantes tengan conciencia de las producciones de calidad que existen en su entorno y que opten por un consumo de cercanía, basado en productos frescos y de temporada. En las localidades de mayor población de la comarca abundan, por ejemplo, las carnicerías, que se encargan de administrar su propia carne en muchos casos y que nos la ofrecen totalmente fresca. Desde aquí nos atrevemos a dar una serie de consejos para que el consumidor de nuestro territorio pueda tener claro cómo actuar con compromiso con su entorno natural y social.

-Consumir productos de temporada. Es fundamental y nos ofrece la posibilidad de contar en nuestra mesa con productos de primera calidad. En otoño e invierno se sacrifican muchos cerdos ibéricos, cuya carne llega fresca a las carnicerías. Es una buena oportunidad para conocer todo lo que nos ofrece el despiece de este animal. Lo mismo ocure con corderos y con ganado vacuno de la zona.  Comprar alimentos en los mercados locales, por ejemplo verduras, es mucho más sostenible, pues evitamos el gasto energético y la contaminación que supone siempre el transporte, contribuimos al desarrollo de la economía comarcal y es más saludable, pues evitamos envsado y los residuos que estos producen.

-Envasados sostenibles. Es importante, cuando adquirimos productos locales, contar con envases o recipientes de larga duración: botes de cristal, fiambreras de plástico, botellas de vidrio. ¿Por qué? Muy sencillo Estos elementos son reutilizables o, en su defecto, reciclables. Sin embargo, los papeles de aluminio, los corchos blancos o los plásticos suponen un problema ambiental. Con un consumo local y de temporada y con recipientes de este tipo se contribuye a estrategia de desarrollo muy respetuosa.

Calidad local. Fiesta de la matanza en Villanueva de Córdoba.

Fiesta de la matanza, demostración de producto local.

-Distintivos de calidad. Hay que apostar por alimentos y productos que tengan distintivos de calidad ambiental, territorial o de procedencia, máxime si además suman la característica de ecológicos. Detrás de estos distintivos hay mucha autenticidad y procesos certificados. Denominaciones, de origen, certificaciones ecológicas o de calidad territorial como la marca de Los Pedroches son una garantía de sostenibilidad, pues los procesos para que estos productos formen parte de estos clubs de calidad son muy importantes.